miércoles, 29 de junio de 2011

Mis zapatillas personalizadas.

 Hola, somos las zapatillas más sosas del mercado. Pero nos fabrican a millones, somos ultra baratas y muy cómodas....

Hola, soy un rotulador para tela, pensado para marcar la ropa y he costado sólo un poco menos que las zapatillas...

 Hola, somos las espirales que esta chiflada pinta por todas partes: abanicos, libretas, ventiladores... A ver si se saca otro diseño de la manga que nosotras ya olemos, caramba.

 
Hola, somos las zapatillas sosas de la primera foto, que nos hemos reencarnado en unas zapatillas exclusivas. Y luego vienen los de Tom's y te cobran sesenta leuracos por unas zapatillas de tela. Chincha y rabia.
 

lunes, 27 de junio de 2011

Ahora, la negra.

Como prometí cuando colgué el post sobre la camiseta blanca tuneada, aquí está la negra. Lo primero, he recortado unas hojas en una tela ligera de forro, en un tono entre gris y lila. Era una tela que ya tenía.


A continuación, he colocado en la camiseta las hojitas, sujetándolas con alfileres hasta que me ha gustado cómo quedaban.


Sólo tenemos que pasarles un pespunte por el medio a cada hoja para sujetarlas a la camiseta en la posición que habíamos marcado con los alfileres. Esta tela de forro que he usado se deshilacha bastante, así que al final no me ha quedado más remedio que pasar el borde de las hojas por la llama de una vela para evitar quedarme deshojada en cuanto lavara la camiseta. Ojo al pasarlas por la vela, no se prendan las hojas y os quedéis sin ellas...

Camiseta lista. En un titá.

Bicis, carril bici, verano y cateterismos.

Pues he vuelto a coger la bici, que la pobre estaba rescondida en un rincón de mi casa. Bueno, en realidad, como mi casa es tan pequeña, la bici andaba estorbando como una marrana preñada. Pero por fin he dejado a un lado los achaques y, aprovechando las vacaciones, he vuelto a pedalear por Málaga. Hay que decir que el Ayuntamiento ha hecho un gran esfuerzo haciendo carriles bici.... que acaban abruptamente en diferentes puntos de la ciudad sin solución de continuidad. P'habernos matao. En fin, al menos tengo un carril bici que puedo coger cerca de mi casa y que va desde el Polideportivo Ciudad Jardín hacia La Rosaleda, baja por el paseo de Martiricos y baja por Don Juan de Austria/ Jaboneros/ Armengual de la Mota, pasa por delante de El Corte Inglés y coge la Alameda Principal hasta el Paseo del Parque, donde se acaba este carril. No está mal. Es muy agradable pasar con la bici por debajo de los amables gigantes de la Alameda Principal. Compensan el ahume de los autobuses. Tardo algo así como una hora en bajar al centro y volver a subir. Por supuesto, lo peor es volver.... y con los cuádriceps como cocos, subir la bici dos pisos sin ascensor.
El problema no es sólo que el carril bici no conecte con el tramo que hay por el Paseo Marítimo Antonio Banderas (que yo se que existe), o que se acabe bruscamente en el Paseo del Parque, al pie del Ayuntamiento. O que haya un tramo que corre por una calle paralela a Ollerías (calle Parra) y que se acaba de golpe sin solución de continuidad, dejándote en medio de nada. No. Lo peor es que en Málaga la gente no está acostumbrada a los carriles bici, y los peatones lo invaden constantemente. No quiero decir con esto que los peatones a veces crucen por el carril bici, sino que lo utilizan como parte de la acera. Esa parejita abrazadita empujando el carrito del bebé, más tiernos ellos quel pan bimbo. Esa familia feliz, padre, madre, suegra, bisabuela en silla de ruedas y cinco churumbeles, todos cogiditos de la mano, atravesados en el carril bici y sin intención de desalojarlo. Esos adolescentes que más que abrazarse han hecho simbiosis, y van sordos y ciegos por el carril bici, que no oyen ni el IPhone4, que le han puesto de politono a Camela. Y si sólo fueran peatones, pase. Pero a los conductores les encannnnta el carril bici. A algunos les ha venido Dios a ver. El taxista parado ocupando parte del carril taxi y todo el carril bici. El que descarga y ha dejado la fregoneta en el carril bici. El que espera a la novia... ¿lo adivináis? Exacto: en el carril bici. Esta gente obliga a los ciclistas a invadir la acera, con el peligro para el ciclista y el resto de peatones, que sí van por su acera. Porque lo que es bajar a la calzada, yo no lo hago ni borracha, que tal y como conducen los malagueños (dicho sea sin ánimo de ofender) acabo como un sello de dos euros con bici y todo. 
Por otro lado, están los ciclistas que piensan que como el Ayuntamiento les ha puesto un carril bici, tienen licencia de corso para hacer lo que les sale de las pelotas, tanto en el carril bici como en la calzada o en las aceras. Hoy me ha adelantado un grupo de chavales jovencitos, unos siete, de los cuales había una chica que no controlaba mucho (ni poco, la verdad) la bici (la pobre iba diciendo "verás, verás"). Me han pasado a toda hostia y los más hábiles con la bici iban por la acera, en vez de por el carril, esquivando viejas. 
Por supuesto, es un problema de educación. Esperemos que poco a poco la gente se vaya acostumbrando a que el carril bici es para eso: las bicis. Y que los peatones tienen la acera y el resto de vehículos la calzada. Y que tener una bici no te da pista libre para ir haciendo caballitos entre la gente por calle Larios (visto hoy). Como decía mi amigo Joaquín, Andalucía está muy bien. El problema son los cateterismos.....

jueves, 23 de junio de 2011

Se ruega al estimado público que no alimente al troll.

Hoy no cuelgo ningún titá, sino unas reflexiones sobre el mundo bloguero en general, y sobre los blogs dedicados a la casa, los niños, las manualidades y labores y a la decoración. Soy seguidora de una buena cantidad de ellos, la mayoría en inglés, algunos en español. Y me choca muchísimo encontrar comentarios (luego borrados por el propietario del blog, en casi todos los casos) del tipo:
  • Eres una persona superficial y egoísta que sólo piensa en la ropa que se pone/ que le pone a sus hijos.
  • Eres una maruja que no ve más allá de los productos de limpieza.
  • Haz algo con tu vida más útil que jugar a las casitas todo el día.
  • Debería darte vergüenza perder el tiempo con esas tonterías cuando hay niños muriendo de hambre en el mundo.
Y otras gilipolleces por el estilo. Por suerte, en la mayoría de los blogs nadie les hace caso o se les contesta, muy acertadamente: este es mi blog y yo escribo de lo que me sale del panderete. Que es lo que contestó mi amiga Inma, autora del blog De celeste y chocolate con mucho arte y mas, que os recomiendo a todos los que os guste la ropa de niño muy especial. Pero Inma no está únicamente pensando las 24 horas del día en la ropa de su niño, sino que además de ser una gran profesional, gracias a ella la asociación Aplama consigue llevar a cabo sus proyectos, escribe estupendamente y el día 28 de junio presenta su primer libro (y espero que vengan más).
Al otro lado del charco tenemos algunos blogs, como Tea Rose Home, cuya autora Sachiko tunea ropa y en general habla de ropa, labores y sus niños. Pero también ha promocionado algunas iniciativas solidarias, participando en una donación de quilts para enviar a Japón tras el terremoto. Estamos hablando de quilts, es decir, mantas acolchadas, hechas en su mayor parte a mano, cosidas tira a tira. Son trabajos realizados en los pocos ratos que tiene un ama de casa con varios niños, y en muchos casos han llevado meses de trabajo y de dejarse los ojos cortando, cosiendo... Empezaron a hacerlos para ellas o para su familia, pero en cuanto se les pidió ayuda no dudaron en ceder su trabajo de forma gratuíta. Algunos quilts se vendieron para obtener fondos para Japón, otros directamente se enviaron allí para la gente que lo había perdido todo. En el blog Simple Mom, Tsh no sólo nos habla de cómo simplificar tu vida y no tener más trastos de lo que realmente necesitas, sino que también nos cuenta un viaje que ha hecho hace poco a Filipinas, como miembro de una organización que ayuda a niños de barrios desfavorecidos a acceder a educación superior. 
Vamos, que la mayoría de las blogueras son no sólo amas de casa que están todo el día cosiendo trapitos, jugando a las cocinitas o limpiando, sino que la mayoría son personas que trabajan por su comunidad, que pierden horas de sueño para ayudar a otros ya sea participando en mercadillos solidarios, donando parte de sus creaciones, dando a conocer los blogs de otros creadores haciéndoles un sitio en el suyo... la mayoría de ellas, además, son extremadamente amables y si dejas un comentario en su blog se cuidan de visitar el tuyo para contestarte. Pero para cinco minutos que tienen libres para relajarse en casa con una taza de te, delante del ordenador y con los niños (¡por fin!) ya acostados, normalmente hablan de las cosas que más les gustan y les relajan: su ropa, la de sus niños, la mesa que están lijando, las cortinas nuevas que van a colgar o los siseñores con las patas verdes. Al que no le guste, que no visite esos blogs. Entras, los lees, y al que no le interesen, puerta. Tampoco contestéis nunca a estos trolls, aunque penséis que estáis apoyando a la autora del blog, porque es avivar innecesariamente la discusión y animar al troll a seguir poniendo burradas en los comentarios del blog. A ellas, desde luego, no les interesan ni les hacen falta los comentarios hirientes o despreciativos. Y además, no los merecen.

domingo, 19 de junio de 2011

Tuneando camisetas

Las camisetas con la espalda tipo nadadora (vamos, las camisetas interiores de hombre de toda la vida de dios...) son lo último este año. Se ven por todas partes, de todos los colores y en todas las tallas. Con ellas hice los vestidos de los post anteriores, usando tres camisetas de diferentes colores. Claro que las camisetas que se ven en las tiendas para mujer tienen botones, jaretas, puntillas... detalles de adorno que las hacen más graciosas. Y más caras. Desde 10 a 20 leuros. Y yo no estoy dispuesta a pagar eso cuando me dan dos camisetas básicas por cinco leuros en el MdM. Nopes. 
He cogido una camiseta en blanco y otra en negro. Lo que he hecho con la negra ya os lo cuento otro día. Ahora vamos con la blanca.


 Hela aquí. Marcamos el centro con un lápiz de jaboncillo, para estar seguros de que vamos a dejar nuestro adorno recto. 
 

¿Y con qué la voy a adornar? Con la cinta plisada que me sobró de adornar el estor del estudio. No hay que tirar nada.... Sujetamos la cinta con alfileres a la camiseta.


Le pasamos un pespunte recto rematando bien el principio y el final. Recomiendo empezar a coser por el escote, para asegurarnos de dejarlo bien rematado y bonito. Las miradas van a ir mucho más ahí que al bajo de la camiseta ¿o es que vosotros lo primero que miráis son los bajos de la ropa?


 Una vez rematado, así nos queda nuestra camiseta tuneada en cinco minutos.

 

Como no la he recargado mucho y el adorno que he cosido es blanco, me permitirá añadir algún broche, como este corazón de tela vaquera o una flor de algún color llamativo a juego con otros accesorios o con los pantalones que use.


El coste total es el importe de la camiseta, porque el resto de materiales son restos de otras manualidades o cosas que ya tenía en casa, como la cinta plisada, la tela del corazón, hilo....Barata, única y hecha en un titá. En breve, la negra.

martes, 14 de junio de 2011

¡Premio!

¡He ganado! ¡He ganado! Increíble. Participé en el sorteo que hizo Jess, la autora  Craftiness is not optional de un juego de los increíbles botones que fabrican los chicos de Incomparable Buttons. Son botones de cerámica, fabricados a mano y únicos. Es un proyecto que emplea a mujeres africanas desempleadas y fabrican botones, colgantes pequeños, adornos para tarjetas y manualidades... todo en cerámica y artesano. Echadle un vistazo a algunas cositas que tienen:
Botones
Packs para manualidades
Colgantes
 Por supuesto, tienen más cosas. Y sirven mercancía a todo el mundo....  Tanto pequeños pedidos a particulares como a tiendas. De hecho, buscan tiendas que quieran distribuir sus productos, así que si sabéis de alguien que esté interesado, no dudéis en darle el link.
Hace ya unos días dieron el resultado del sorteo y yo sabía que había sido una de las afortunadas que había ganado, y hoy al abrir el buzón me encontré esto:



Una mirada desde más cerca:

 
 

Sí, mis Incomparable Buttons son sudafricanos. Han recorrido un largo viaje, ¿verdad? Un primer vistazo dentro....

  

Y aquí los tenemos ¿no son una preciosidad? mi problema ahora es encontrar un proyecto donde estas bellezas encajen a la perfección y luzcan todo lo lindos que son. Se admiten ideas....

 

sábado, 11 de junio de 2011

Versionando.

Eso es lo que he estado haciendo estos últimos días: versionando algunas cosas, como el bolso/ mantel individual. Esta vez en morado, con forro interior y hasta con bolsillo para el móvil. 


Viva el lujo y quien lo trujo.



Y también he hecho otra versión del vestido de tres camisetas. Este tiene las flores de raso blanco con perlitas rosas y manga corta. También es más cortito que el anterior. Espero que le guste a Ainhoa.

miércoles, 8 de junio de 2011

Cartera de mano.

 Hace ya bastante que vi en uno de los blogs que sigo, Wobisobi un tutorial para hacer una cartera de mano con un mantel individual. Me gustó mucho la idea, así que cuando vi los manteles individuales de A Loja do Gato Preto por 1.95€ no me lo pensé. He comprado uno negro y otro morado, así hago uno para mi y otro para regalar. Los materiales que vamos a usar son:

  • Un mantel individual circular
  • Alfileres
  • Un trozo de velcro negro
  • Máquina de coser. Se puede hacer a mano, pero es un material muy duro para coser.
  • Hilo del color del individual.
  • Broche, flor, cuentas.... algún adorno.


Lo primero que hacemos es doblar hacia dentro del tapete una sección. Lo sujetamos con alfileres y lo llevamos a la máquina para coserlo, pasando un pespunte por el borde para sujetarlo.


En el tutorial original le ponen un forro. Si queréis ahora es el momento de ponerle una tela como forro, antes de seguir. Yo no le he puesto nada, me parece que no le hace falta. Si le ponéis un forro se le puede añadir un bolsillo para el móvil, pero yo quiero una cartera ultra rápida de hacer y sencilla, y lo del forro, el bolsillo, etc me parecía rizar el rizo.

Medimos la mitad del lado que hemos dejado recto y cosemos un trocito de velcro bien centrado. Doblamos por la mitad el tapete y sujetamos los laterales con alfileres.


 Cosemos los laterales rematando bien los extremos para que aguanten. Tenéis que ponerle a la máquina una aguja fuerte, de las de coser pantalones vaqueros, cuero o similar. Con otra aguja corréis el riesgo de que se os parta.


Cosemos la otra parte del cierre de velcro asegurándonos de que coinciden bien. Y por último adornamos nuestro bolso con lo que más nos guste o tengamos a mano. Yo tenía una flor blanca hecha de raso. Como tiene un broche, lo podré quitar cuando me canse y cambiarlo por otra cosa. Se le podría poner una cadena para hacerlo bolso de colgar, pero no tengo cadenas a mano.


Y así queda nuestra cartera, lista para meter las llaves, el dinero, las gafas de sol, la visa.... Espero que os guste.

lunes, 6 de junio de 2011

domingo, 5 de junio de 2011

¡Aire, aire!

 Aire, eso es lo que necesitaba en mi estudio. Más bien mini-estudio, porque en 6 metros cuadrados tengo las dos máquinas de coser, el ordenador, un caballete, la mayoría de mis cuadros y todo el material de pintura y tatuaje. Vamos, que esa habitación es un tetris. Y en verano me achicharraba viva de caló. Así que, aunque no me gustan nada, no me quedó otra que poner el verano pasado un ventilador de techo. Pa no morirme, principalmente. Me lo instaló mi Ángel, que es más apañao que las pesetas. Pero como soy una rácana, me compré el ventilador más barato que tenían en Leroy Merlín.

 Blanco, con un lado de las aspas liso y el otro de rejilla, tipo zapatos de verano de abuelo. Hobible. Había que hacer algo urgentemente, así que mientras Ángel instalaba la base, yo cogí un rotulador plateado y me entretuve con el lado liso de las aspas. ¿El resultado? Aquí ta.

 

¿Más interesante? Desde luego. Ya había probado el dibujo a base de espirales en un ventilador de techo para  mi hermana. Y repito mucho este diseño en abanicos y otras cosas. Obsesiva que es una. Pero por lo menos, ahora mi ventilador de 25€ tiene un puntillo. Algo es algo. 

sábado, 4 de junio de 2011

New look.

 Yo tenía este cojín en mi butaca negra. Tiene un bonito bordado y me gusta mucho, pero si voy a poner los textiles de mi salón en tonos verde agua no pega ni con cola. El caso es que el cojín tiene el tamaño perfecto para la butaca. Hummm... se impone un cambio de look.


Con la misma tela con la que he hecho el corcho para la puerta he hecho un cojín. Cierra con sistema de solapas por la parte de atrás, lo que me ahorra coser la cremallera. Para que no quede tan soso, le he añadido unas cuentas en forma de flor. Pertenecen a un cinturón que encontré en la misma tienda donde compré la tela, me costó 2 leuros y me han sobrado bastantes "flores", así que a lo mojó las uso en algo más. Podrían animar mucho alguna camiseta sosa. Ya veremos. 
Este ha sido el resultado:

 

Y así es como queda puesto en la butaca. Espero que os guste. Desde luego, a mi me encanta. Ahora tengo que hacer un revistero nuevo, porque el que hice no combina con el cojín. Ay, que trabajera... menos mal que tengo una tela preciosa de magnolias en tonos verde agua que le irá perfesto, perfesto. O eso espero.

jueves, 2 de junio de 2011

¡No te olvides de....!

De todo. Yo me olvido de todo. Soy un desastre. Así que apunto las cosas en algún sitio en donde me sea imposible no verlo, sobre todo antes de salir de casa. ¿Dónde? pues no hay mejor sitio que la puerta de entrada. Es una costumbre que tengo hace bastante tiempo, pegar con celo a la puerta las cosas pendientes, citas del médico, etc, etc. A mi me funciona. Pero tengo que reconocer que no queda muy estético, la verdad.


 ¿La solución? Un tablero de corcho donde pinchar todos esos papeles que si no andarán enredando por la entrada, encima del microondas, la encimera de la cocina... con el riesgo de perderse o de que yo no los vea a tiempo de recordar lo que sea. 

 Este tablero es pequeño y me ha costado 3€. Más barato ni en la calle. He pintado el marco de blanco con un spray del chin-chinín que me sobró de otra cosa. Luego he recortado un trozo de tela del tamaño del corcho y lo he pegado, extendiendo una capa fina de No-más-clavos con una espátula sobre el corcho, colocando la tela y alisando con las manos para asegurarme de que la tela se pega por todas partes. La tela que he utilizado imita un poco la arpillera, pero en un precioso color verde agua. Estos tableros quedan muy bonitos también con telas estampadas, pero aseguraros de que son telas de tapicería, gruesas y firmes, porque al pegar con No-más-clavos el pegamento podría calar una tela más fina y no quedaría bien.


 Para rematar el borde interior del tablero y que no se vea el borde de la tela, he comprado en el MdeH un galón de tapicería decorativo. Podéis usar una cinta bonita, un galón de color a contraste o lo que os de la gana. Si queréis un toque rústico en vuestro tablero, podéis poner una cuerda de cáñamo.


 Para que no se deshilache el galón he rematado el principio con una gota de cola caliente, y luego lo he pegado usando la pistola de cola caliente, como no. No tenemos más que pegarlo cuidadosamente por el borde.


A este corcho sólo le faltan mis chinchetas de botones...


Ahora vuelvo a coger el No-más-clavos para poner mi corcho en la puerta y...
 
¡Vualá! ya no se caerán las notas de la puerta.Y superfashion.

miércoles, 1 de junio de 2011

Un caballero...

... siempre lleva corbata. Chicos, a ver cuando os veo y os la doy, que vuestro niño está tan grande que lo mismo no le queda bien.